dientes blancos

Para nadie es un secreto que no hay nada más hermoso que ver una sonrisa y que en ella se muestre una dentadura limpia y brillantemente blanca, eso se logra con un correcto cepillado y una mejor higiene bucal, sin embargo, no todo el tiempo se cuenta con el presupuesto financiero en el hogar para asistir como se quisiera al médico odontólogo. 

En se sentido, siempre han existido métodos caseros que pudieran aliviar y ayudar quitar las desagradables manchas amarillas que se producen en los dientes  las cuales son causadas, en la mayoría de los casos, por el consumo de bebidas coloradas, como el café, el té, las gaseosas y el cigarrillo, entre otras que dificultan que podamos sonreír con naturalidad. 

En procura de eso es imperante que indicar que uno de los productos naturales de mayor uso en el tema del blanqueamiento dental es el bicarbonato, el cual combinado con otros como el jengibre ayudan a los dientes a eliminar el sarro, pues el bicarbonato por es un elemento granulado cumple una función de exfoliante, mientras que el jengibre procura dar frescura.

Las fresas o frutillas como también se le conocen combinadas con algo de sal gruesa y por supuesto el bicarbonato, también son extraordinarias en el objetivo de buscar unos dientes blancos,  pues al mezclarlos se produce una pasta homogénea que la ser aplicada en la dentadura hace un efecto muy positivo, pues la vitamina “C” de las fresas ayuda eliminar la placa dental, sumado a la acción exfoliante de la sal y el bicarbonato.

Uno de los productos que poco se conoce en estas funciones de blanquear los dientes, pero que igual tienen esa propiedad de hacerlo, es la cascara o concha de plátano, los minerales que en ella se encuentran, tales como el potasio, el manganeo y el magnesio realizan con efectividad su labor de limpieza dental.